ToroLaw ToroLaw

¿Necesito un abogado?

Creemos que sí. Los abogados han dedicado muchos años al estudio del derecho y los procedimientos de los tribunales. Son expertos en resolver problemas legales. Usted tiene derecho a representarse a sí mismo en un caso legal, pero no se lo recomendamos. Los abogados pueden:

  • Enviarlo con los médicos especialistas adecuados para que lo revisen a fin de que pueda comprobar su demanda por lesiones y obtenga el tratamiento profesional que usted se merece.
  • Representarlo en todas las conversaciones que se entablen con la compañía aseguradora.
  • Explicarle las opciones que tiene para manejar su caso.
  • Decirle qué necesita hacer para obtener un acuerdo monetario de valor justo.
  • Proteger sus derechos legales.
  • Diseñar una estrategia legal para garantizar que usted reciba la mejor indemnización.
  • Negociar una liquidación favorable de su demanda de seguro.
  • Ayudarle a comprender el sistema judicial.
  • Explicarle las leyes que proceden en su caso.
  • Decirle las fortalezas y debilidades de su asunto.
  • Ahorrarle dinero, tiempo y esfuerzo.

¿Cuál es el momento adecuado para contratar a un abogado?

No lo piense mucho. Usted debe reunirse con un abogado tan pronto le sea posible después de que suceda el accidente automovilístico, y por supuesto antes de hablar con la compañía aseguradora.

Un abogado protegerá sus derechos legales y le dará los mejores consejos para obtener un arreglo monetario de valor justo. Incluso si usted ya habló con la aseguradora o ha estado negociando con ellos durante algún tiempo. Es de sabios consultar a un abogado antes de llegar a un acuerdo sobre su demanda de lesiones.

¿Cómo elijo a un abogado?

Al igual que en todas las relaciones profesionales, usted debe sentirse cómodo con el abogado que elija para que lo represente. Es importante que usted sienta que puede hablar libremente, hacer preguntas si no entiende algo y tenga la confianza de que su abogado lo escucha y respetará su opinión.

Los casos de daños personales podrían complicarse, causar frustraciones y llevar mucho tiempo. Por lo tanto, usted necesita un abogado que sea tanto compasivo como comprensivo. Alguien que dedique tiempo a conocerlo más, comprenda el efecto que han tenido en su vida las lesiones que sufrió y le explique el progreso de su caso.

Es posible que un amigo, un familiar o un compañero de trabajo le haya recomendado a un abogado o tal vez usted vio el anuncio de una firma de abogados específica. Quizás un abogado en específico es un miembro muy respetado en su iglesia o comunidad. Cualquiera que sea el caso, es muy importante que el abogado que usted contrate se especialice y tenga la experiencia en el tipo de problema legal al que usted se enfrenta.

¿Será muy costoso?

Usted no tiene nada que perder, pero sí mucho qué ganar. Los servicios que le preste la Oficina de Abogados de Toro Law no le costarán nada hasta que hayamos llegado a un acuerdo con la compañía aseguradora con respecto a su caso. Así de sencillo. A diferencia de otras firmas de abogados, nosotros no le pedimos que nos pague “por adelantado” para cubrir nuestros honorarios legales o desembolsos (p. ej. el costo de los informes médicos o las cuotas para presentar documentos ante los tribunales) hasta que hayamos arreglado su caso. Desde hace mucho tiempo en los EE.UU. son aceptados los pactos de cuota litis (convenios de pago de honorarios con base en resultados), y de hecho esta modalidad podría ser la única forma práctica mediante la cual una persona que intenta demandar podría pagar los servicios de un abogado competente.

La expresión “cuota litis” se refiere a que el abogado solo cobrará honorarios si consigue algún tipo de indemnización para el cliente, por lo general un arreglo monetario o laudo determinado por un jurado. Si el cliente no obtiene nada, el abogado no recibe pago de honorarios. Al abogado se le remunera por el trabajo jurídico que realizó con un porcentaje acordado o una parte de la indemnización, independientemente del tiempo o el esfuerzo que haya dedicado al caso.

Lo anterior no significa que el litigio esté exento de riesgos. Por lo general, los gastos, como honorarios de peritos o cargos por copias fotostáticas de los registros médicos, no los cubren los pactos de cuota litis y el cliente los debe pagar sin importar el resultado de la demanda. En función de la naturaleza del caso, estos gastos podrían fácilmente ascender a miles de dólares. La ley de Nevada establece que antes de celebrar un pacto de cuota litis, su abogado le debe dar una declaración informativa en la que detalle los puntos específicos de los honorarios con base en resultados y la forma en la que se manejarán los demás costos del litigio.

¿Cuánto tiempo durará mi caso?

Es difícil decir en cuánto tiempo se resolverá su caso. No sería correcto llegar a un acuerdo monetario con la aseguradora hasta que usted recupere su salud, y ello podría llevar meses o varios años. Nosotros nos haremos cargo de su caso hasta que se haya recuperado del accidente y reciba la indemnización que se merece.

¿Tengo que presentarme en el tribunal?

Es probable que no tenga que ir al tribunal. La mayoría de los casos de daños personales se arreglan mucho antes de ir a juicio. Somos hábiles negociadores y trataremos de llegar a un acuerdo con la aseguradora antes de la fecha programada para el juicio. Si no nos es posible resolver su caso, lo presentaremos ante los tribunales y dejaremos que decida un juez. Contamos con amplia experiencia en juicios y llevaremos su caso hasta que se resuelva.

Me reuní con el ajustador de mi seguro de auto y firmé muchos documentos. ¿Estuvo bien? ¿Para qué son?

Los documentos que la compañía aseguradora le pide que firme le dan permiso a esta de obtener su historial médico y laboral completo. En muchos casos esto no es necesario y le permite a la aseguradora obtener información que no se relaciona con su demanda por daños.

La aseguradora también le pedirá que firme una declaración acerca del accidente y de su vida. A menudo, la información que contiene su declaración se utiliza en contra suya más adelante. Por ejemplo, si a usted se le olvidó mencionar que sufrió una lesión en el pasado, es posible que lo acusen de haber ocultado ese hecho. Por otro lado, si usted le revela que tuvo una lesión antes del accidente, es posible que el ajustador del seguro asevere que su accidente no tiene nada que ver con los síntomas que ahora presenta. No se requiere una declaración extensa y un abogado experimentado en casos de daños personales no le daría una a la compañía de seguros.

Se pueden cancelar las autorizaciones aún después de haberlas firmado para la aseguradora si usted contrata a un abogado. Al hacer esto, no se puede obtener información irrelevante y su privacidad quedará protegida.

Conforme progrese su caso es probable que tenga que dar información sobre su historial médico. Un abogado se asegurará de que solamente revele la información que se exige conforme a la ley.

¿Qué hace un ajustador de seguros?

El ajustador de seguros trabaja en la compañía aseguradora. Uno de los objetivos de la aseguradora es pagar la menor cantidad de dinero posible en el caso de demandas. Esto quiere decir que en todo caso, incluido el de usted, el ajustador busca la forma de ahorrarle dinero a la compañía.

El trabajo del ajustador es ganarse su confianza, obtener información con miras a reducir el monto de su demanda y pagarle lo menos posible por las lesiones que usted sufrió. Cuando el ajustador hace todo esto es posible que le indique que él es “su” ajustador y que quiere ser justo e imparcial.

Tenga cuidado con el ajustador de seguro de la otra parte porque es muy probable que le pida que escriba una declaración de lo que se acuerde que sucedió en el accidente. Esto casi siempre se graba, y no se trata de una declaración hecha por usted sino más bien un interrogatorio por parte del ajustador. Le pedimos encarecidamente a la gente que hable con un abogado antes de que acepte hacer una declaración a otra persona que no sea un oficial del orden público.

¿Qué pasa si me lesioné y el accidente fue mi culpa?

No se hacen pagos por daños morales si usted tuvo culpa en el accidente. Sin embargo, es posible que pueda obtener un reembolso de gastos médicos si cuenta con cobertura de “gastos médicos” en su propia póliza de seguro.

¿Es necesario involucrar a mi seguro médico?

Si su seguro médico le pagó los gastos por tratamiento de lesiones sufridas a causa de un accidente, es posible que la compañía de seguro médico tenga derecho a cobrar parte de los gastos que cubra la indemnización que usted reciba de la demanda. Incluso antes de que usted hable con un abogado, tal vez reciba un aviso del médico u hospital en el que se menciona el derecho de subrogación contra toda indemnización que usted cobre como resultado de una demanda por daños personales.

Cuenta con la ayuda profesional del equipo en ToroLaw!